Cospedal

Cospedal prosigue la militarización de la provincia de Albacete

Parece ser que a la ministra de Defensa no le basta con que su provincia de origen albergue una base aérea, la escuela de pilotos de la OTAN y un campo de entrenamiento de 14.000 hectáreas.

Como si estos detalles no fuesen suficientes como para pintarnos una diana de cara al terrorismo yihadista, ahora se licita la construcción de un barrio para entrenar al ejército. Para más señas, se tratará de un barrio árabe, con mezquita incluida, cosa que servirá para inculcar aún más nuestra imagen de país retrasado y xenófobo en el imaginario internacional. Y de paso servirá también para reforzar nuestra histórica imagen de provincia “felpudo” en nuestro país.

Una vez más se utiliza el verano para el desarrollo de estas cuestiones. Seguro que no faltará tampoco el tradicional préstamo de cientos de millones de euros en agosto para la compra de armamento, con nocturnidad y alevosía, sin quedar reflejado en los presupuestos pero que igualmente aumentará la deuda de los españoles.

Lejos de cambiar el tercio con respecto a su antecesor, el lobista armamentístico Morenés, parece que Cospedal suma y sigue. Veremos quien se lleva el contrato para construir el citado barrio, pero seguro que con eso tampoco nos sorprende.

Share

El Círculo de Podemos rechaza el gasto de casi 5 millones en la compra del edificio Fontecha

fontecha edificioEl Círculo Podemos de Albacete, en su última Asamblea, ha rechazado el gasto de 4,2 millones de euros que realizará la Diputación de Albacete, a través de un préstamo bancario, para adquirir el edificio Fontecha, con el objeto de instalar en ese espacio el futuro Museo Realista de la ciudad, a los que habría que sumar los gastos de adecuación del mismo, que se estima en torno a un millón de euros más.

El Círculo no rechaza que se instale un Museo Realista en Albacete, ni el patronazgo de Antonio López, pero considera que en su caso se debería de haber buscado otros espacios que ya pertenecen a cualquiera de las administraciones públicas, como el antiguo Depósito del Agua de la Fiesta del Árbol, el edificio del Banco de España o el edificio que albergaba la comisaría de la Policía Nacional en la calle Simón Abril, lo que hubiera supuesto un importante ahorro de dinero público.

Continuar leyendo

Share