Recibimos con cautela el nombramiento de Manuel Serrano como alcalde de Albacete

Tras la salida de Javier Cuenca de la alcaldía de nuestra ciudad, se han producido diversos movimientos entre las respectivas fuerzas políticas con representación en el Ayuntamiento. El resultado no es precisamente esperanzador: el Partido Popular sigue ostentando el gobierno municipal.

Ante esta situación, nos vemos en la obligación de aclarar varios puntos.

En primer lugar, ninguna fuerza política nos ha pedido opinión en estos días. Es comprensible teniendo en cuenta que no tenemos representación en el ayuntamiento, a pesar de que algunos medios nos sigan identificando con Ganemos Albacete, coalición formada por Izquierda Unida, Equo y personas independientes, organización muy respetable pero de la que no formamos parte. Obviamente, ya que no hemos contado ni para opinar, sería ridículo esperar que vamos a aceptar algún tipo de responsabilidad en lo ocurrido.

La segunda cuestión atañe a las formas del intento frustrado de PSOE y Ganemos de echar al PP. No estamos de acuerdo en la estrategia llevada a cabo. No consideramos acertados ni el momento ni las circunstancias, hemos echado en falta un acuerdo programático y de fondo. Realizar un intercambio de formaciones no tiene por qué conllevar una mejora en las políticas municipales si no está sustentado en un cambio real.

En tercer orden, la postura de Ciudadanos no ha sorprendido a nadie. Nos hubiésemos alegrado de ver a una mayoría alternativa en nuestro ayuntamiento. Pero como ya nos tiene acostumbrados, la formación naranja le sirve de apoyo al PP, criticando en los medios pero apoyando en las instituciones. Es un pacto de cara a la galería que no servirá para regenerar nada. Cabe resaltar que ningún punto del pacto firmado por PP y C’s alude al empleo. Este es un olvido bastante importante cuando en nuestra ciudad hay 15.000 personas desempleadas.

En cuanto a Manuel Serrano, esperamos que no se quede solo en las fotos y en las formas, como hizo su predecesor, y que cumpla con los acuerdos plenarios. Le recordamos que los gobiernos de consenso pasan por llevar a cabo las resoluciones aprobadas por mayoría, como la moción contra la pobreza energética que llevamos al ayuntamiento en diciembre y que se aprobó en febrero, por unanimidad. Aún estamos esperando que este equipo de gobierno comience a cumplir alguna de las medidas que se aprobaron en ese pleno y por consenso.

Cada día tenemos más claro que en las instituciones de este país no comienzan a producirse cambios reales hasta que no entra Podemos, ya sea en el gobierno o en la oposición. Aprovechamos para dejar claro a la ciudadanía que en 2019 nos presentaremos a las elecciones municipales en Albacete y que ya estamos trabajando para formar a las personas y para preparar el programa participativo que ilusione a la gente de Albacete.

Os esperamos en nuestras asambleas. Sí se puede.

Share

Comenta en Facebook

Deja un comentario