Podemos Albacete

Podemos Albacete ante los sucesos acaecidos en la Carretera de Las Peñas

Desde Podemos Albacete queremos mostrar, en primer lugar, nuestro rechazo ante todo tipo de violencia, venga de donde venga. Tampoco nos parece bien que alguien se salte un confinamiento, se trate de quien se trate.

Dicho esto, debemos tener en cuenta todos los datos para valorar una situación que era una olla a presión desde hacía mucho tiempo. Estos sentamientos de temporeros, que no son los únicos de nuestro municipio, aunque sí los más numerosos, llevan más de 15 años siendo un motivo de preocupación en nuestra ciudad.

Estas personas quieren un trabajo y una vida dignas, pero las únicas soluciones que les ofrece nuestra sociedad son asentamientos en condiciones infrahumanas y de hacinamiento, muchas veces sin agua potable siquiera. Su único sustento proviene de trabajar en el campo y quienes se aprovechan de su situación no les proporcionan alojamiento ni condiciones de trabajo medianamente dignas.

Desde numerosas organizaciones, incluida la nuestra, se lleva años intentando poner solución a esta situación, tratando de paliar los síntomas pero sin disponer de recursos para tratar la enfermedad: un sistema profundamente insolidario, sin justicia social, cuya respuesta parece ser exclusivamente policial y que no tiene en cuenta la dignidad de las personas.

No se puede confinar a un grupo de personas tan grande, en el cual la mayoría viven al día y si no trabajan, no comen, sin darles al mismo tiempo recursos para que, sencillamente, no se mueran de hambre mientras dura su cuarentena. Actualmente no tienen baños, duchas ni cocina. Duermen en el suelo y son tantas las personas hacinadas que resulta imposible respetar el distanciamiento. Es necesario por tanto ofrecerles algún espacio, de los muchos que están vacíos y sin actividad en Albacete, debido a la pandemia, para que pasen estos días en condiciones.

Estamos hablando de personas al límite y, si bien no justificamos el comportamiento de algunos de ellos, no queremos que esto pase desapercibido como un simple problema de orden público. Esperamos que sirva a la ciudadanía de Albacete y a las administraciones competentes para darse cuenta de que, si no atajamos el comportamiento abusivo de quienes se aprovechan del sudor de esta gente, el problema irá a peor.

Gran abrazo de Albacete a su Hospital, reivindicando la importancia de la Sanidad Pública

El pasado sábado, 20 de junio, la ciudadanía de Albacete ha vuelto a expresar su agradecimiento a las y los trabajadores de todos los centros sanitarios, materializándolo simbólicamente en un gran abrazo con más de 800 personas y un aplauso de 15 minutos en el Hospital General Universitario, tal como se ha hecho en tantos otros centros a lo largo de todo el estado.

Este acto servía para reivindicar la necesaria reforma del Sistema de Salud y la reversión de los recortes sufridos en los últimos años. Allí estuvimos, reclamando una Sanidad 100% Pública, Universal y de Calidad.

No nos olvidamos del otro hospital de nuestra ciudad, el Perpétuo Socorro, ni de la multitud de centros de salud de Albacete, cuyo personal, tanto el sanitario como el del resto de los servicios, se ha dejado la piel en esta pandemia. Cuando salgáis a reivindicar condiciones de trabajo dignas y derechos laborales, volveremos a encontrarnos.

Gracias.

La provincia de Albacete continúa en la fase 0

No es una buena noticia que no pasemos a la fase 1, pero entendemos la decisión del Gobierno de coalición respecto a nuestra provincia.

Como reflejaba el comunicado de nuestro Área de Sanidad de esta mañana, pasar de fase debería hacerse con todas las garantías posibles para evitar cometer un grave error y retroceder en la lucha contra la pandemia. Lo contrario podría producir un rebrote y eso nos llevaría otra vez al confinamiento total, lo cual sería mucho más negativo para la economía que esperar una semana para pasar a fase 1.

Consideramos que podría ser una temeridad acelerar el proceso de desescalada, máxime cuanto todo nuestro equipo sanitario y las personas que trabajan en ese sector están absolutamente exhaustas, con horas de trabajo acumuladas durante estos largos meses. No debemos olvidar que todavía se desconoce el nivel de afectación del personal, dado que muchas de esas personas siguen pendientes de la realización de las correspondientes pruebas diagnósticas o se encuentran aún convalecientes.

Es público que distintas instituciones relacionadas con la salud se han ofrecido al Gobierno autonómico para efectuar acciones, con el objetivo de conocer la situación concreta de Albacete a través de un estudio que se enmarcaría dentro de la realización de 400 test, que darían un diagnóstico para preparar el paso de fase a fase, o en su caso, poder prevenir una segunda escalada. Dicho proyecto está elaborado por prestigiosos profesionales de la Universidad de Castilla la Mancha, del Hospital de Albacete y otros sectores científicos. Es obvio que se podría trasladar a toda la Región.

Entendemos que sectores como el de la hostelería no estén de acuerdo con esta decisión, pero si pasamos de fase podría ser peor el remedio que la enfermedad. No cerremos el paso a la coherencia ante esta epidemia: primero la vida y después todo lo demás.

Señor Page, deje la propaganda para la campaña electoral

Las declaraciones del Presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, del pasado sábado, fueron lamentables.

Después de haberse tirado toda la crisis sanitaria echando balones fuera, atacando a profesionales de la Sanidad y de la Educación públicas, mintiendo sobre envíos de material, sobre los famosos respiradores de Turquía que resultaron no serlo, y un sinfín de despropósitos, se permite el lujo de hacer una comparecencia diciendo, básicamente, que todo el mundo lo hace mal, menos él.

Desde Podemos Albacete queremos mostrar, una vez más, nuestro apoyo a todas las personas que trabajan en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete: medicina, enfermería, limpieza, cocina, mantenimiento, informática, seguridad… Es gracias a estas personas, a su dedicación, inventiva y sacrificio, que las cifras de fallecidos en nuestra ciudad no han sido aún mayores.

El señor Page debe dejarse la propaganda para la campaña electoral. En tiempos de dificultades debería dedicarse a gestionar con efectividad y no con improvisación, a informar y no a vender motos. Ya podría ponerse a esbozar unos presupuestos donde dejen de primar las subvenciones retrógradas a la caza, los toros y la Iglesia, y se empiece a notar una apuesta decidida por los servicios públicos y las ayudas a las familias, a los autónomos y a las pequeñas empresas, al igual que está haciendo el Gobierno de coalición.