día

Día internacional contra la homofobia la transfobia y la bifobia

Cada 17 de Mayo, Día Internacional contra la LGTBIfobia celebramos los avances conseguidos hacia la plena igualdad de las personas LGTBI+ y recordamos también todo lo que nos queda por avanzar. Este día conmemoramos que la homosexualidad salió de la lista de enfermedades mentales de la OMS, pero lamentamos que la transexualidad aún no lo haya hecho. En todo caso, aprovechamos esta jornada para colocar en el centro de la agenda pública la denuncia de las múltiples discriminaciones y violencias que sufre este colectivo en todo el mundo.

Nos equivocaríamos si pensáramos que estas violencias se producen en otros países. Aquí mismo, los y las adolescentes LGTBI+ siguen siendo acosados en gran número en la escuela y las personas trans siguen viviendo niveles de acoso insoportables en su día a día. Aquí mismo, las agresiones por motivo de LGTBIfobia se siguen produciendo incluso en espacios que consideramos seguros. No habrá un espacio plenamente seguro hasta que la LGTBIfobia haya desaparecido o se haya convertido en algo completamente residual.

Para ello, no basta con denunciar y con tener las leyes adecuadas, que son muy importantes. Hay que educar en igualdad, y esa educación tiene que estar presente en el currículo educativo. La escuela es uno de los ámbitos más sensibles a esta cuestión: es ahí donde más se sufre, pero es ahí también donde radica la solución. No puede ser que la escuela sea un espacio cerrado a la educación en diversidad, que ya se imparte en muchos países europeos.

Los recortes efectuados por los sucesivos gobiernos del PP han impactado dura y negativamente sobre la lucha contra el VIH, sobre la educación en igualdad, sobre la visibilidad en el trabajo. La igualdad es uno de los aspectos más sensibles en los recortes presupuestarios y en estos años ha retrocedido en este país, como todos los derechos sociales y civiles.

Pero si salimos de nuestro país, sin abandonar Europa, estamos viendo cómo en países como Chechenia o Rusia la discriminación se ha convertido en violencia institucional que condena a las personas LGTBI+ a la marginación, la exclusión y, en algunas ocasiones, la muerte. Más de 77 países en el mundo siguen penalizando la homosexualidad y la transexualidad con penas que van desde la cárcel, el despido, la exclusión social, la marginación, y que hacen que muchas vidas de personas LGTBI +sigan siendo invivibles.

Por todo ello, en el Día Internacional contra la LGTBIfobia reafirmamos nuestro compromiso con los derechos de las personas LGTBI+ en todo el mundo y en nuestro país. Seguiremos luchando para que la igualdad que proclaman las leyes y la Constitución sea una realidad.

Share

PODEMOS ALBACETE ORGANIZA EL SÁBADO UNA SENTADA BAJO EL LEMA: DERECHOS UNIVERSALES, MUJERES UNIVERSALES

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, Podemos Albacete quiere mostrar su apoyo especialmente a las mujeres más vulnerables del planeta: las mujeres y niñas refugiadas.

El acto será a las 12h. en la Punta del Parque, y se anima a llevar puesta alguna prenda de vestir lila, morada o rosa.

La mitad de la población de refugiados del mundo, desplazados internos o apátridas son mujeres y niñas.

Sin contar con la protección de sus hogares, sus gobiernos y en muchos casos de las estructuras familiares tradicionales, las mujeres se encuentran con frecuencia en situaciones de extrema vulnerabilidad e inseguridad. Se enfrentan a los rigores de largas jornadas de camino hacia el exilio, el acoso o la indiferencia oficial y con frecuencia al abuso sexual, incluso una vez que han alcanzado un lugar aparentemente seguro.

Las mujeres no sólo deben lidiar con estas amenazas personales y la consecuente estigmatización social que muchas veces acarrea, sino que deben encargarse de la seguridad física, el bienestar y la supervivencia de sus familias.

Las mujeres y las niñas refugiadas que huyen de sus países de origen y que intentan llegar a Europa sufren violencia, agresiones, explotación y acoso sexual en todas las etapas de su viaje, incluido el territorio europeo, como ha denunciado y documentado Amnistía Internacional.

Las carencias de la ayuda internacional y las políticas discriminatorias impuestas por las autoridades libanesas y otros países -como Marruecos- están creando unas condiciones que facilitan la explotación de las mujeres refugiadas y los abusos contra ellas.

El 20 por ciento de las familias refugiadas sirias en Líbano está encabezada por una mujer. En algunos casos, las mujeres se convirtieron en la principal fuente de ingreso de la familia tras el homicidio, la desaparición forzada o el secuestro de su esposo en Siria. Sufren una discriminación generalizada y obstáculos importantes para obtener comida, vivienda o un empleo. Para las mujeres refugiadas que sobreviven en estas circunstancias, las dificultades suelen ser aún mayores, pues muchas de ellas —sobre todo las que ejercen de cabezas de familia— corren un riesgo mayor de acoso, explotación y abusos en el trabajo y en la calle.

El ACNUR ha determinado que al menos el 10 por ciento de la población refugiada siria en los países anfitriones de la región —450.000 personas— está en situación de vulnerabilidad y necesita con urgencia el reasentamiento en otro país fuera de la región. Según el ACNUR, entre quienes cumplen los criterios de personas refugiadas “más vulnerables” están las mujeres y niñas en situación de riesgo.

Por todo esto, y con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, desde Podemos Albacete recordamos de forma especial a las mujeres y niñas refugiadas y pedimos a la Unión Europea y al gobierno español que aumente el número de plazas de reasentamiento y otras rutas seguras fuera de la región que se ofrecen a estas personas que huyen, y que necesitan nuestro socorro.

Los países más ricos del mundo, desde la Unión Europea, incluido Reino Unido, hasta los Estados del Golfo y Estados Unidos, entre otros, tienen que hacer mucho más para aliviar esta crisis. Además de aumentar la ayuda humanitaria para quienes están en Siria y para la población refugiada en la región, deben ofrecerse a compartir la responsabilidad de la crisis reasentando a más personas refugiadas.

Pero no se trata de declaraciones vacías que luego no se cumplen, se trata de actuar en serio y de comprometerse con lo que se dice. Es una vergüenza que de las 160.000 personas refugiadas que la UE se había comprometido a acoger sólo haya acogido a 160, y que España solo haya acogido a 18 personas de las más de 17.000 que se comprometió a acoger. Ellas tienen el derecho a ser socorridas y nosotras tenemos el deber de socorrerlas, por que si no lo hacemos, el concepto de humanidad se vacía de contenido.

PORQUE SOMOS PERSONAS QUE NO ACEPTAMOS LO INTOLERABLE:

DERECHOS UNIVERSALES, MUJERES UNIVERSALES

DiaMujer2016

Share