La Corona en España, ¿servicio público o negocio familiar?

El rey Felipe VI ha renunciado a la herencia que personalmente le pudiera corresponder de su padre, don Juan Carlos. La Casa Real, mediante un comunicado, informa además de que Don Juan Carlos deja de percibir la asignación que tiene fijada en los presupuestos de la Casa de Su Majestad el Rey.

Ya son demasiados casos los que indican la falta de rectitud del anterior Jefe del Estado, que actuaba de forma impune y con dudosa legitimidad.

La Constitución Española, en su art. 56.3, establece que la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Ello significa que no puede ser sometido a proceso judicial de ninguna clase, lo que equivale a que efectivamente no se le puede exigir responsabilidad alguna por sus actos.

Desde Podemos Albacete creemos que hay que suprimir esta figura arcaica para poder actuar judicialmente contra las ilegalidades, vengan de quien vengan. Como muy bien dijo Felipe VI:

«Todos los ciudadanos e instituciones estamos sometidos por igual al mandato de la Ley.” Queremos que sus palabras sean ciertas y que esto no quede en una especie de regañina, como quien le quita la paga a un chaval. La gente merece saber cuándo tuvo conocimiento Felipe VI de estas actuaciones de su padre, ante qué autoridades las denunció y qué actuaciones se realizaron, si las hubo.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *